Tradiciones y Leyendas: El Guije de La Bajada

Por el siglo XVII, Remedios fue atacado por demonios y a uno de estos parece haberle agradado el lugar quedándose en la poza de la Bajada. Este diablillo acostumbraba a rondar por lugares vecinos a su guarida, robando provisiones para subsistir. Para acabar con este mal era necesario reunir 7 Juanes primerizos para poderlo capturar; después de muchos aprietos fueron reunidos estos hombres: Juan Manises, Juan Buniato, Juan Tayuyo, Juan Calzones, Juan Patudo, Juan Pericoso, Juan Chicharrones. Ellos se de dirigieron hacia la guarida del güije para capturarlo a las 4:00 a.m. pues a esta hora él se sentaba en una cerca al lado de la poza. Los Juanes llegaron al lugar y esperaron a la hora requerida para capturar al güije, y así se hizo, después de la confusión, con gritos y trabajo lograron capturarlo. Cuando llegaron a la ciudad remediana con el diablillo encadenado de tal forma que no pudiera moverse, el cura dio su palabra, el güije tomó fuerzas desconocidas y dando un espeluznante grito desapareció. Solo dos Juanes reaccionaron y le cayeron atrás, pero el güije fue mucho más rápido y logró llegar a su charca. Se dice que todavía habita allí, aunque no sale con frecuencia.

Fuente:todocuba