Sobreviviente recuerda las únicas palabras que dijo el pistolero que desató 450 balas a quema ropa en una iglesia de Texas.

Fue Rosa Solis, una de las personas que salió viva del dramático tiroteo que se dio en la iglesia en Texas el pasado domingo.

En su recuento, Solís comenta que lo único que el tirador pronunció mientras acechaba contra todos era “¡Aquí todos mueren, hijos de puta!”. También recuerda que él iba corriendo de arriba hacia debajo de los pasillos disparando a todos los cuerpos que ya se encontraban sin vida, asegurándose que de verdad estuvieran muertos.

Por suerte, Solís había encontrado un banco de cemento en el que logró esconderse sin que el maleante consiguiera encontrarla.

También sobrevivió otra mujer que comentó que vio al tirador caminar de un lado a otro mientras disparaba a los cadáveres entre 10 a 15 veces.

El tirador lo lograron identificar como Devin Patrick Kelley, quien descargó aproximadamente 450 proyectiles dentro de la iglesia. Sin embargo, un hombre de la localidad que se encontraba cerca del hecho logró perseguir a Devin.

No obstante, Devin logró suicidarse detrás del volante de su SUV mientras trataba de huir del lugar y antes de que el hombre lo encontrara.

Rosa Solís no resultó totalmente ilesa pues recibió un disparo en el brazo, pero con todo y ello, llegó a salvarse de ser tiroteada varias veces al esconderse en ese banco cercano.

Pudo burlar a la muerte pero se ha quedado con esos malos recuerdos del escalofriante asesino que tuvo tan cerca.

La entrada Sobreviviente recuerda las únicas palabras que dijo el pistolero que desató 450 balas a quema ropa en una iglesia de Texas. se publicó primero en Exolas.

exolas