Retrasos y turistas varados en aeropuerto de La Habana, reabierto tras Irma

(EFE).- Tras el paso del poderoso huracán Irma por Cuba, el aeropuerto internacional “José Martí” de La Habana retomó este martes sus operaciones con vuelos retrasados, largas filas y cientos de turistas varados, desesperados por regresar a casa después de “vivir una experiencia abrumadora”.

La terminal 3, la mayor del “José Martí” y de donde salen la mayoría de los vuelos internacionales, permanece atestada de viajeros a los que Irma sorprendió en mitad de sus vacaciones y que ahora esperan regresar a sus países tras la reapertura del aeropuerto, que estuvo tres días cerrado.

Varias aerolíneas como la mexicana Interjet, las españolas Iberia y Air Europa, la estadounidense Delta y la panameña Copa ya han iniciado las salidas, en su mayoría retrasadas.

La peor parte la han llevado los viajeros que esperaban abordar el vuelo de Cubana de Aviación a Madrid, cancelado hasta próximo aviso y que ha dejado a unas 100 personas en tierra y “desesperados, sin teléfono y sin alojamiento”, contó a Efe Diego, un madrileño que llegó a Cuba con su esposa y su hijo de año y medio.

La terminal 3, la mayor del “José Martí” y de donde salen la mayoría de los vuelos internacionales, permanece atestada de viajeros a los que Irma sorprendió en mitad de sus vacaciones

“Hemos reclamado y el problema es que nos dicen que el vuelo está cancelado. Ya está. No nos dicen si va a haber otro vuelo, si nos van a poner en otras aerolíneas. Nos dicen que si queremos que nos podemos cambiar al lunes próximo, que eso ya es una decisión nuestra”, dijo.

Aclaró que aunque no han recibido ofertas de alojamiento por parte de Cubana, lo que quieren es “salir ya, una solución”.

Hasta la mañana de este martes 5.000 turistas españoles permanecían varados en la Isla, azotada entre el viernes y el sábado por el poderoso huracán Irma, que dejó al menos 10 muertos, inundaciones en La Habana, destrozos en el polo turístico de la cayería norte del centro del país y serias averías en el sistema eléctrico nacional.

Para Omaira, una viajera venezolana que también espera volar con la aerolínea cubana, esta situación “no es justa” hacia personas “que han pasado un huracán”, y ahora tienen que esperar “en el suelo, sin condiciones” para poder retornar a sus casas.

“No hay las condiciones mínimas para poder estar aquí, los baños están totalmente sucios, ni siquiera sandwich en los cafetines. No hay agua y ahora nos están informando que nos van a sacar de dos en dos, un avión que llegó el domingo pasado con 150 personas”, insistió.

“No hay las condiciones mínimas para poder estar aquí, los baños están totalmente sucios, ni siquiera sandwich en los cafetines. No hay agua y ahora nos están informando que nos van a sacar de dos en dos”

Para Alejandro, lo “peor es ver cómo sale la gente de otras compañías como Iberia y Air Europa, y aquí (en Cubana) nos hablan de posibles salidas la semana que viene. Esto no es normal para unas personas que han sufrido un huracán y están pasándolo muy mal, sobre todo porque están el deber y el trabajo en España”.

“Cuando más estoy deseando volver a España en mi vida y es cuando más voy a tardar en llegar”, concluyó.

Preguntados por una posible solución, funcionarios de Cubana de Aviación aseguraron que los “viajeros saben que esto es una situación de fuerza mayor” y que están “tratando de hacer lo que está en sus manos para reubicarlos a todos”.

Roma, Amsterdam, Milán, Panamá y Atlanta son algunos de los destinos hacia los que ya han despegado aviones desde el “José Martí”, conocido como “la puerta de bienvenida” a la Isla.

En la lista de espera para Ciudad de México, los afortunados que han asegurado un asiento en la próxima salida son vitoreados y aplaudidos como héroes ante la vista divertida de los demás pasajeros.

Mientras, en el control de pasaportes, los funcionarios de Aduana tranquilizan a los nerviosos y les aseguran que nadie que deba ir en un vuelo se quedará en tierra.

Este martes también reabrió el aeropuerto Juan Gualberto Gómez del balneario de Varadero, a unos 140 kilómetros de La Habana, donde fueron reubicados unos 5.000 turistas que veraneaban en los cayos Santa María, Coco y Guillermo (centro), destrozados por Irma.

El aeropuerto de Jardines del Rey, el más cercano a la cayería norte, ha quedado completamente destruido y todavía no sabe cuándo podrá reanudar vuelos. 

Fuente:14ymedio