Impiden la salida de piezas de valor cultural en Varadero

La Habana, 20 nov (EFE).- En los últimos 15 años la Aduana General y el Registro de Bienes Culturales han impedido que miles de piezas con valor patrimonial salieran de Cuba desde el aeropuerto de Varadero.

Según la información de ‘Juventud Rebelde’, en 2013 se detectaron en ese espacio fronterizo 1.515 piezas indocumentadas de pintura fresca de aficionados, y en 2014 la cantidad se elevó hasta 1.677.

“Cumplimos con nuestra función principal que es la protección del patrimonio cultural mueble, en todas sus manifestaciones: documentos, fotografías, artes decorativas, pinturas, dibujos, esculturas”, señaló Maritza Cuba, directora del RBC en la provincia de Matanzas, donde está enclavado la playa de Varadero.

La directiva dijo que muchos coleccionistas privados pagan y cotizan bien los documentos, partituras musicales, pinturas, se interesan en comprarlos a cualquier precio y se arriesgan a tratar de sacarlos del país, pero advirtió que el Ministerio de Cultura está “en guardia” para evitar que se expolie el patrimonio nacional.

El artículo subrayó que ahora cuando comienza a llegar más de un centenar de vuelos regulares desde Estados Unidos y que crece el interés por venir a Cuba desde muchos países, la isla “está obligada a tener cada punto alerta y con todas las capacidades profesionales a prueba para imposibilitar que se lacere el patrimonio nacional”.

Las piezas que llegan indocumentadas, con más de 50 años y con valor artístico, literario, educacional, político e histórico, requieren de un certificado de exportación, que es emitido por el RBC de cada provincia, según precisó la funcionaria del RBC en el aeropuerto internacional de Varadero, Sahilí Acosta.

Explicó que han revisado certificados de otras provincias de pinturas frescas como de artes decorativas, piezas numismáticas, filatelia y otras, y si estos bienes culturales llegan indocumentados a frontera “se decomisan” y quedan pendientes de un dictamen para determinar si la pieza tiene valor patrimonial, caso en el que “no puede salir del país”.

La especialista comentó que los turistas “a veces se ponen agresivos cuando les explicamos que su objeto será decomisado, pero se les aclara el procedimiento para que puedan recuperar la pieza si no se dictamina con valor patrimonial”.

También indicó que las pinturas profesionales deben salir con certificado de exportación, pues se trata de pintores o artistas cuya obra es reconocida en el país y que solo se autorizan por servicio de urgencia de sello a las obras que se venden en puntos de venta o centros comerciales.

En ese sentido, citó que en 2015 a 880 piezas indocumentadas se les hizo el servicio de urgencia de sello y se pudieron exportar, mediante el pago de tres CUC (equivalentes a tres dólares).

Los funcionarios del Registro de Bienes Culturales recordaron que el Código Penal de la isla establece que quien “extraiga o intente extraer” del país bienes declarados patrimonio cultural sin cumplir las formalidades legales, incurre en una sanción de “dos a cinco años” de prisión o multas de “300 a 1.000 cuotas (pesos)”.

En el caso de que los bienes sustraídos sean de “considerable valor”, entonces la sanción de privación de libertad puede ser de “tres a ocho años”, añadió.

El balneario de Varadero recibió el año pasado más 1,5 millones de visitantes extranjeros, récord que aspira a superar en 2016, de acuerdo con previsiones oficiales.

Fuente: Cibercuba