Fotógrafo es mordido por una Mamba Negra en plena sesión; captó el momento y siguió trabajando

La resistencia varonil de este fotógrafo sorprendió al mundo por terminar una sesión de fotos después de haber sido mordido por una venenosa serpiente.

El fotógrafo Mark Laita estaba preparando un álbum artístico titulado Serpentine en el que tomaría fotos de serpientes sobre un fondo negro; los riesgos eran obvios pero Mark los tomó sin preocupación.

El álbum de fotografía tiene la intención de explorar el color, la formas y el movimiento de diferentes serpientes y el resultado fue impresionante.

Solo que durante la sesión, Mark intentó mover a una venenosa serpiente con un gancho. Al parecer el gancho también movió un cable rojo que estaba cerca del reptil.

Este movimiento asustó a la serpiente que lanzó una letal mordida a lo que estaba más cerca de ella: la pierna de Mark. La fuerza de la mordida fue tal que de inmediato la pierna comenzó a sangrar.

Lo impresionante del caso es que la serpiente era una mamba negra, una especie que es reconocida como una de las más venenosas del mundo. Pero a este fotógrafo macho alfa la mordida no le hizo ningún efecto.

Mark no acudió a ningún hospital para ser tratado con un antídoto, aunque aseguró que el dolor era terrible; quizá la serpiente le dio una mordida seca (sin liberar veneno) o tal vez el fuerte sangrado expulsó el veneno de la pierna.

Además, al revisar la cámara Mark se dio cuenta que había captado el momento de la mordida.

Como fuera, sobrevivir a una mordida de una mamba negra sin tratamiento es un caso bastante raro y sin duda que Mark tuvo mucha suerte.

Aunque también se ha dicho que la historia es un truco publicitario para publicitar su álbum.

Por lo pronto aquí te dejamos algunas fotos de Mark y ustedes juzgarán si su trabajo necesitaba la mordida de una serpiente para ser un éxito.

1.

2.

3.

4.

5.

Fuente: laguiadelvaron