La separaron de su familia cuando era bebé. Luego recibió una solicitud en Facebook que lo cambió todo

La separaron de su familia cuando era bebé. Luego recibió una solicitud en Facebook que lo cambió todo

Penelope Thrower es una de las millones de personas que han sido criadas por sus abuelos. Por una y otra razón, hay veces en que ellos cumplen el rol de padre y madre, y lo hacen a la perfección y más. Cada familia es distinta y su composición no la hace más ni menos. Vera y John Williams son la pareja que Penelope más ama en todo el mundo, pero siempre se preguntó como serían sus padres.

No tenía ningún recuerdo de ellos, ya que los vio por última vez cuando tenía solamente un año y 10 meses. Su madre se suicidó y sus abuelos decidieron hacerse cargo de ella. No supo nada más de su papá.

Siempre pensaba cómo habría seguido la vida de él, si habría tenido más hijos… si ella entonces tenía hermanos o quién sabe, sobrinos. Tal vez había toda una familia que nunca conocería.

Hasta que un día, cuando ya tenía 20 años, un hombre de 50 le envió una solicitud de Facebook. Usualmente no habría aceptado a cualquier tipo, menos con esa diferencia de edad… pero algo le dijo que esta vez debía hacerlo.

Y luego, tras un simple like en su foto de perfil, abrió la ventana de mensajes e hizo la pregunta.

“¿Eres mi papá?”.

Y enseguida leyó lo que jamás pensó que vería:

“Soy tu papá”.

No hizo más que llorar sin saber si estaba feliz, enojada o triste. Luego fue enterándose de que él siempre estaba pendiente de ella. Las amigas de su madre le enviaban fotografías, pero él no se atrevía a acercarse pensando en que podría molestarle a la familia.

Pero al enterarse, los abuelos de Penelope le dijeron que hiciera lo que ella quisiera. Ellos la apoyarían.

Y así fue como se volvieron a encontrar. Se juntaron en un pub de la ciudad donde él tocaría con su banda: Outrageous Wallpaper. Al verlo desenvolverse en su ambiente, Penelope supo que era un hombre cariñoso, generoso y muy noble.

Luego todo se fue dando de manera increíble: la chica conoció a sus tres hermanos mayores y a sus dos hermanos pequeños. Y su padre conoció a su nieto Junior, de un año y medio.

De eso han pasado siete años. Penelope perdió a sus abuelos y a pesar de cargar con esa tristeza, es feliz. Su abuela le dijo poco antes de morir que estaba realmente contenta de que haya conocido a su padre, ya que así nunca estaría sola. Penelope no podría estar más de acuerdo.

“Ella tenía toda la razón. Nunca he mirado hacia atrás arrepintiéndome, y puedo decir con absoluta certeza que la decisión de conocer a mi papá fue la mejor que he tomado en toda mi vida”.

-Penelope Thrower-

Conmovedoras palabras que cierran una conmovedora historia. 

¿Qué te pareció a ti?

Por María Fernanda Morales