Estos son 10 Remedios Naturales para Prevenir el Infarto Cardíaco

Cuando la sangre no se distribuye bien a través las arterias coronarias por todo el músculo cardíaco causa una falta de oxígeno necesario para su funcionamiento.

De allí que se produzca un dolor intenso en el corazón y en pocos minutos las fibras comiencen a morir, alterando la contracción cardíaca. Todo ello recibe el nombre de infarto al miocardio.

Por lo general, este tipo de infarto se debe a un trombo o coágulo, que se forma sobre una placa de colesterol que obstruye la libre circulación de la sangre.

Su origen está vinculado a factores de riesgo como:

Alto nivel de colesterol malo o LDL  Desde hace ya tres décadas un grupo de especialistas controla la salud de miles de residentes de Framingham (Massachusetts). Los resultados de este famoso estudio y otros parecidos muestran que las personas con niveles de colesterol de 265 o superiores tienen cuatro veces más probabilidades de sufrir un ataque al corazón que aquellos con niveles de 190 o menos.

Tabaco. El cáncer de pulmón es la consecuencia más conocida del hábito de fumar. Sin embargo, en un trabajo de 1964 titulado «Informe sobre el Tabaco y la Salud», todo un hito en el campo de la medicina, además de advertirse acerca de la relación entre el hábito de fumar y el cáncer de pulmón, se cita también el tabaco como poderoso factor de riesgo para el ataque al corazón. Los estudios que se hicieron después confirmaron la mala noticia, pero añadieron un rayo de esperanza. Al parecer, si se deja de fumar, el daño causado se puede reparar. Diez años después de abandonar el hábito, el riesgo del ex fumador de padecer un ataque al corazón es prácticamente igual al de quien no ha fumado jamás.

Hipertensión arterial. Este factor, que es el número uno en las apoplejías, es también culpable de los ataques al corazón. El «Programa de detección y seguimiento de la hipertensión» ha sido el estudio más amplio que se ha hecho nunca sobre el tema. Entre los 10.000 participantes, aquellos que pudieron controlar su presión sanguínea se vieron recompensados con una disminución del riesgo de tener un ataque al corazón.

Otros factores de riesgo son la arteriosclerosis, diabetes, obesidad y falta de ejercicio.

Además, en los menores de 45 años la cocaína se está convirtiendo en un factor creciente de infarto de miocardio

Los síntomas que avisan que está ocurriendo un infarto son :

  • Dolor torácico opresivo con sensación de gran malestar En el hombre el dolor suele producirse en la mitad izquierda del pecho y se irradia al brazo, mientras que en la mujer se irradia más a la espalda, hombros, cuello o mandíbula.
  • Molestias en el abdomen superior (boca del estómago) que puede ser confundido con una indigestión.
  • Mareo sin motivo. Un infarto no suele provocar un desmayo, más bien se siente un aturdimiento o mareo.
  • Sensación de ahogo, Este síntoma suele comenzar antes o al mismo tiempo que el dolor en el pecho, aunque a veces es el único síntoma de infarto.
  • Sudor frío. No debe confundirse con los sofocos propios de la menopausia en el caso de la mujer: se trata de un sudor excesivo, repentino y sobre todo frío (los sofocos de la menopausia provocan calor).
  • Fatiga y debilidad La falta de energía es una señal común de infarto en mujeres y una de las más fáciles de pasar por alto. También es indicativa de enfermedad de las arterias.
  • Estómago revuelto, náuseas o vómitos. Las mujeres son dos veces más propensas a sufrirlos durante un infarto. Estos síntomas, si acompañan algún otro, es señal de que algo va mal.

Tanto si ya se ha sufrido un infarto al miocardio como si no, la prevención es la clave.  Por esa razón, se presenta una serie de remedios caseros y naturales que tienen como objetivo evitar que aparezca.

Remedio-Natural-Para-Prevenir-El-Infarto-Cardíaco-3

Remedios populares

Remedio preventivo para el infarto de miocardio #1: Dejar reposar por la noche 2 cucharadas de muérdago triturada con 2 tazas de agua fría.  Tomar un tercio por la mañana, otro al mediodía y otro antes de acostarte.  Este  remedio ayuda a regular la presión sanguínea y la llegada de sangre al corazón.

Remedio preventivo para el infarto de miocardio #2: Colocar 2 cucharaditas de flores y hojas de espino albar en una taza de agua caliente y dejar reposar por 20 minutos. Beber la infusión dos o tres veces al día.

Remedio preventivo para el infarto de miocardio #3: Tomar un diente de ajo crudo a diario día acompañando las diferentes comidas (como ensaladas durante tres semanas cada 3-4 meses.

Remedio preventivo para el infarto de miocardio #4: Colocar 5 nueces de Brasil troceada, 6 hojas de menta y un vaso grande de leche de soja  en una licuadora. Licuar por unos instantes. Tomar un vaso de este licuado tres veces por semana y opcional, si lo  desea, con una cucharadita de miel.


Remedio preventivo para el infarto de miocardio #5: Colocar 1 cucharadita de romero por 1 taza de agua caliente y beber una por la mañana y otra por la noche.

Remedio preventivo para el infarto de miocardo #6: Tapar y dejar en infusión 50 g de semillas de cardo mariano molidas y 25 g de romero durante 20 minutos en 1 litro de agua. Colar y tomar a lo largo del día tres veces por semana.

Remedio preventivo para el infarto de miocardio #7:  Tapar y dejar en infusión durante 10 minutos 40 g de milenrama  y 20 g de flores de retama negra en 1 litro de agua.  Filtrar y tomar a lo largo del día tres veces a la semana.

Remedio preventivo para el infarto de miocardio #8: Verter 20 gramos de toronjil en 1 litro de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 1 vaso al día.  Este remedio activa la circulación en general

Remedio preventivo para el infarto de miocardio #9: Usar, tras un ataque, remedios florales que ayuden a combatir los síntomas psicológicos, como álamo o agrimonia para la angustia, cerasifera para el miedo o remedio de urgencia si la situación es critica.

Remedio preventivo para el infarto de miocardio #10:  Colocar 2 ramas de apio, un puñado de perejil y un diente de ajo picado en una licuadora junto con un poco de agua.  Licuar,, colar y tomar este jugo a diario, especialmente en la mañana.  Este jugo reduce la retención de líqudos y, por ello, combate la hipertensión que puede propiciar un infarto.

Recomendaciones nutricionales

Consumir alimentos que contengan magnesio, ya que es un mineral vital para el corazón. Se encuentra en vegetales de hoja verde, frutos secos y pipas de calabaza.

Consumir pescado azul porque es rico en omega 3. La mayor fuente es salmón, caballa, atún, sardina, anchoa, etc.

Evitar las bebidas alcohólicas, ya que causan agrandamiento del corazón. En la mujer más de dos copas al día se considera un consumo excesivo.

Evitar la comida rápida y las grasas saturadas y en su lugar preferir frutas, vegetales y los pescados (si son azules mejor).

Recomendaciones generales

Hacer ejercicio regularmente.  Se recomienda caminar, como mínimo, tres veces por semana por 30 minutos.

No tener sobrepeso.

No fumar El tabaco es responsable de la alteración del flujo de sangre y puede llegar a reducir un 40% el diámetro de las arterias. Si una persona deja de fumar, su riesgo cardiovascular se reduce al nivel de los no fumadores después de tres años.

Disminuir el colesterol hasta lograr un LDL (colesterol malo) menor de 100 mg/dl. Incluso en algunos casos menos de 70 mg/dl, dependiendo de la coexistencia de otros factores de riesgo

Practicar técnicas de relajación Los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio encuentran muy útiles las técnicas de relajación.  Un ejemplo es la hipnoterapia, ya que en el momento de sufrir el ataque, ya que el paciente podrá relajarse, eliminar la angustia y la ansiedad y concentrarse en hacer latir a su corazón, controlando la respiración..

Vigilar la hipertensión y la diabetes.

Mantener una buena limpieza bucal Según estudios realizados tener una limpieza bucal adecuada puede reducir hasta un 24% el riesgo de infarto. Los microorganismos dañinos que logran “invadir” la cavidad bucal causando gingivitis o piorrea son capaces de llegar, a través del torrente sanguíneo, al corazón, provocando una peligrosa inflamación de las arterias coronarias. Por otro lado, unas encías inflamadas por la acumulación de bacterias y virus pueden derivar en cáncer de lengua, igual que una llaga persistente puede ser la señal de un tumor bucal maligno.

Buscar atención profesional rápidamente llamando a la ambulancia si se siente los síntomas arriba descritos.  Recuerde que el tiempo es un factor importante cuando la persona se encuentra sufriendo de un infarto de miocardio y que, entre más rápido pueda ser tratada, más probabilidades tiene de sobrevivir.

Fuente: RP

Fuente:sueltalo