Este hombre asegura que el fantasma de un niño lo atormenta y que tiene pruebas.

Lo paranormal es algo con lo que no siempre deberíamos querer estar en contacto. No todo lo que entendemos puede ser bueno; y a menudo cuando las personas empiezan a estar en presencia de lo paranormal, no todo termina muy bien.

Recientemente Adam Ellis, se ha empezado a hacer famoso tras contar el relato de cómo el fantasma de un niño lo ha estado asustando en su apartamento.

Este hombre de Nueva York cuenta que se mudó al apartamento de arriba, debido a que estaba desocupado y desde entonces las cosas no le han salido muy bien.

Todo empezó con algunas grabaciones de una cámara de seguridad que compró para ver la actividad de su gato.

A menudo en los videos se ven cosas que se mueven solas o su gato peleando con algo que no puede ver.

Todo esto siguió sucediendo hasta que una noche tuvo una parálisis de sueño en donde vio a un niño sentado en la silla que está al pie de su cama observándolo.

Adam, sin poder moverse vio como el niño se acercó hasta él y entonces se despertó gritando.

Desde entonces, las cosas se han puesto más extrañas en su casa, luego de que tuviera un sueño en donde vio una niña, la cual le contó que el niño se llamaba “Querido David” y que era un niño que solo aparece a media noche.

Ante esto, Adam trató de mostrarle a sus seguidores de Twitter una foto del niño, que tiene la cabeza deformada después de lo que según le dijo el niño en un sueño fue por un accidente en una tienda.

Desde entonces, todas las noches a la medianoche, puede ver como su gato se para en la puerta de su casa tan solo mirando algo.

Esto tiene muy nervioso a Adam que cada vez se pone más paranoico al jurar que este niño lo quiere matar. Por ahora tan solo sigue informando de lo que pasa, esperando que nada malo siga ocurriendo.

En este vídeo puedes ver como el Gato de Adam, aparentemente nota algo extraño e invisible con lo que trata de jugar:

Y en este muestra como una silla misteriosamente se mueve de un lado a otro:

Ya veremos como termina esta historia.

exolas