Después de suplicar a su familia que le hiciera una cesárea, esta mujer no aguanto y se suicidó.

Un parto puede ser increíblemente doloroso, al punto de que las mujeres gritan y lloran; por lo que muchas mujeres prefieren optar por una cesárea y no por un parto natural. Sin embargo, por más que esta mujer rogó a causa del dolor, no le concedieron la cesárea, lo que causó que se suicidara.

Recientemente se captó a través de cámaras de seguridad como una mujer en China, estaba en plena labor de parto.

Ante lo que sentía se puede ver como la mujer le ruega a sus padres y a los doctores que le realicen una cesárea pues el dolor que sentía era muy grande.

De hecho, en el momento que se pone de rodillas para implorar por una cesárea, la mujer ya tiene la cabeza del bebé saliendo.

No obstante, los padres dijeron que no tendría una cesárea, pues según las leyes chinas, la familia es la que decide si se hace una cesárea o no.

Ante esto, la mujer fue puesta en una habitación, donde posteriormente se suicidó lanzándose de una ventana.

Esto ha causado mucha indignación en el internet, y con mucha razón, pues las madres son las que deberían de tener la potestad de si se hace una cesárea o no.

Mira cómo ocurrió todo aquí.

exolas