Un precio por las nubes y con velocidad mínima Nauta Hogar llega a Artemisa

 

Cuando el teléfono suena Juana da un salto. Desde hace semanas espera la llamada de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) con el anuncio de que puede contratar el servicio de Nauta Hogar, pero todavía no le han dado la buena noticia. En julio el monopolio estatal comenzó a instalar el servicio de navegación web en las casas del municipio de Candelaria (Artemisa).

Por el momento, Juana debe ir a una zona wifi, en un parque, para hablar por videoconferencia con su hija que vive en el extranjero. A sus más de 60 años, se le hace muy pesado tener que desplazarse.

El servicio de conexión inalámbrica en lugares públicos no solo está sujeto a los avatares del clima, sino también a las incomodidades. “Ya no tengo edad para eso”, explica Juana sobre sus horas sentada en la acera o parada en una esquina con el móvil en la mano.

Esa situación puede cambiar con una sola llamada de Etecsa ya que los clientes deben esperar a ser seleccionados para contratar la conexión doméstica y los usuarios más cercanos a la central telefónica son los primeros servidos.

En la provincia de Artemisa se han conectado a Nauta Hogar, hasta el momento, solo 1.900 usuarios, según fuentes oficiales. El servicio funciona a través de la tecnología ADSL y Etecsa asegura que está aseguran estar creando toda la “infraestructura necesaria” para extenderla en esta zona de de casi 20.000 habitantes.

“Queremos garantizar un servicio de calidad y estamos trabajando en ello a pesar de contar con muchas limitaciones de tipo técnico”, asegura a 14ymedio Roberto, uno de los ingenieros encargados del proceso. Sin embargo, el empleado de Etecsa detalla que más del 50% de los clientes que han sido avisados de que pueden hacer uso del servicio declinaron la oferta por su elevado precio.

El usuario debe pagar 10 CUC para pagar la cuota de habilitación, un gasto que se hace solo una vez, además del monto de la cuota mensual que depende de la velocidad contratada y que puede oscilar entre los 15 y los 70 CUC por 30 horas mensuales de conexión. Además hay que pagar por el modem y el kit de instalación que cuestan 23 CUC.

Aunque existen cuatro diferentes paquetes de servicio con tarifas que varían según la velocidad de conexión, cada uno con 30 horas disponibles, en Candelaria solo se comercializa el paquete de 15 CUC. “El problema son los pares telefónicos que no tienen condiciones para la regulación de la velocidad, por eso sólo podemos vender el paquete con una conexión de 1.024kbps”, explica una de las comerciales de Etecsa.

“No puedo pagar el servicio porque solo gano 350 pesos (14 CUC) de salario básico”, lamenta Armando, un residente en Candelaria que no pudo instalar Nauta Hogar en su casa a pesar de haber sido incluido entre los potenciales clientes. “Encima tengo que pagar por lo mínimo 375 pesos mensuales para recargar el servicio”, una cifra que está totalmente fuera de su alcance.

Para otros, sin embargo, la nueva funcionalidad “da negocio”, según detalla Yampier, reparador de computadoras y teléfonos inteligentes. “Antes tenía que ir al parque a descargar las aplicaciones y los programas que me hacían falta pero ahora puedo hacerlo desde mi propia casa, donde tengo el taller”.

La mayoría de las personas que en Candelaria han instalado Nauta Hogar son trabajadores por cuenta propia o tienen familiares en el extranjero que les ayudan a sostener la factura de la conexión.

Para muchos, como Yampier es la única opción más o menos estable para conectarse. “Aquí la wifi falla frecuentemente y la red de datos para revisar el correo electrónico Nauta desde los móviles es pésima”, apunta.

Candelaria fue uno de los municipios que más quejas reportó en la provincia de Artemisa por problemas de conectividad, tanto en la zona wifi como en la conexión de datos, según confirma a este diario una trabajadora de Etecsa que prefirió el anonimato.

“Las incomodidades aumentaron porque los residentes en Candelaria no pudieron participar en ninguna de las pruebas que hemos realizado para la aplicación de internet por conexión de datos a través de los celulares”, la última de ellas el 22 de agosto, confirma la trabajadora. “Esperamos que la situación mejore pues desde hace varios días algunos usuarios disfrutan de la conexión 3G”.

Entre los municipios donde se ha comenzado a instalar el servicio en al provincia se hallan Artemisa, San Cristóbal, Bahía Honda y Guanajay, así como el poblado de Quiebra Hacha, en Mariel.

Leydi Alfonso es especialista en comunicación institucional de la dirección territorial de Etecsa y asegura que “la proyección de la empresa es llevar dicho servicio a todos los municipios de la provincia”. El desarrollo paulatino depende de determinadas condiciones técnicas, “de ahí que en algunos lugares, aunque haya telefonía fija, no sea posible implementar el Nauta Hogar”.

“En cuanto a la rapidez del sistema no hay mucha diferencia entre este y las antenas wifi del parque, unas veces está mejor y otras peor. Después de las 7 de la noche es prácticamente imposible, pero indudablemente la privacidad y comodidad para hablar valen la pena el sacrificio de pagar un poco más por la conexión”, asegura Odalis, usuaria de Nauta Hogar desde hace poco más de una semana.

No todos tienen esta posibilidad en la provincia. Por ejemplo, los moradores de la carretera a Soroa no cuentan aún con la telefonía fija y, para ellos, el servicio de internet es un sueño lejano. Sin embargo, ante las deficiencias de Etecsa, algunos buscan alternativas, como la compra de NanoStation y Mikrotik para alcanzar la señal inalámbrica del hotel Soroa o de la zona wifi en el centro del poblado.

Con información de : trendingenmiami

Con informacion de: cubanew

Entradas creadas 2214

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba