Los beneficios que pierden los Cubanos Repatriados a Cuba

Con la opción de repatriación por la que muchos cubanos están optando para volver a tener algunos de los beneficios que trae consigo la nacionalidad, se corre el riesgo de perder beneficios que otorga Estados Unidos.

Con el cambio de las leyes migratorias ocurrido en el año 2013 dentro de la isla se ha permitido que aquellas personas que emigraron antes de dicha fecha puedan tomar la decisión de recuperar la residencia y los derechos que ésta representa para el ciudadanos dentro de Cuba, tales como herencia, compra de vivienda, invertir en un negocio, recibir servicios de salud o trabajar legalmente dentro del territorio.

La mayoría de los cubanos que realizan este trámite normalmente no piensan quedarse a residir permanentemente en la isla, de igual modo, quienes piensan mudarse nuevamente a Cuba luego de la repatriación deben estar conscientes de que con ello vendría la pérdida de ayudas beneficios que otorgan los Estados Unidos.

Si es persona mayor, superior a los 65 años, tenga en cuenta que la ayuda de ingreso suplementario no se le pagará fuera de EE.UU.

Si consulta la guía informativa de Social Security Administration, sobre los pagos que se realizan mientras usted se encuentre fuera del territorio, notará que indica explícitamente que, debido a las regulaciones por parte del Departamento del Tesoro, se prohíbe el pago de los beneficios por jubilación a ciudadanos que estén ubicados en Cuba o Corea del Norte.

Si es su caso y se encuentra en alguno de estos dos países, podrá retirar el dinero que le será retenido una vez se encuentre en un país donde se puedan enviar el pago.

Es común que, si usted no es ciudadano estadounidense, no se le otorgará pago alguno por los meses que haya vivido en Cuba o Corea del Norte, indiferentemente si se traslada a otro país donde se cumplan los requisitos para efectuar el pago.

En los casos de personas que no poseen la ciudadanía de Estados Unidos, pero igualmente son beneficiarios y reciben ayuda suplementaria por parte del gobierno se estarían arriesgando a perderla.

Si usted es ciudadano podrá vivir donde quiera, sin embargo, el dinero por beneficios no podrá retirarlo en Cuba o Corea del Norte por la imposibilidad del envío. No obstante, si usted no es ciudadano y reside en Cuba actualmente le afectará directamente.

Por ejemplo, si posee actualmente un caso abierto de discapacidad en los Estados Unidos pero se muda a Cuba, le quitarán dicho caso y deberá realizar nuevamente la solicitud.

Además, si quiere preservar su estatus como residente en el territorio norteamericano debe recordar que no puede estar más de seis meses fuera del país, ya que perdería su residencia. Los impuestos también es importante que los siga pagando en caso que estar en busca de la ciudadanía, ya que es muy probable que le soliciten el registro de pago de los últimos cinco años.

Los casos de aquellos que vivían en el país gracias a la residencia de refugiados o asilados, en las categorías de RE-6, RE-7, AS-6 o AS-7 estarían prácticamente renunciando a la misma al momento de repatriarse, ya que al hacerlo, reconoce que actualmente no se siente amenazado en regresar a Cuba, por lo tanto el motivo principal de la residencia queda anulado y se puede revocar la misma, incluso si posee ciudadanía debido a este medio, también puede ser revocada.

Igualmente los ciudadanos estadounidenses que se encuentren dentro de Cuba no perderían la protección por parte de las autoridades gubernamentales, en caso de cualquier amenaza, necesidad médica o crisis a nivel nacional en Cuba, Estados Unidos velará por el bienestar de sus ciudadanos.

Si en Cuba comete un delito y se le procesa por el mismo, el gobierno norteamericano no intervendrá. Al encontrarse en territorio cubano deberá regirse bajo las leyes de la isla, no importará que tenga nacionalidad estadounidense.

En Cuba no se admite la doble nacionalidad, con esto se refiere no a que no pueda tener la de otro país además de la cubana, sino que para entrar a su país natal tiene que poseer su documentación como ciudadano cubano. Otras nacionalidades no son permitidas.

Cuba se beneficia directamente a nivel económico, asegurando el turismo dentro de la isla ya que dos veces al año regresa a la isla un repatriado.

Con cada ciudadano cubanoamericano que regresa a la isla esas dos veces se benefician al menos cuatro o cinco que viven en Cuba. Todo esto se refleja en las remesas. El año pasado viajaron 454.000 ciudadanos con repatriación y consigo traían en total 1.700 millones de dólares en mercancías.

Si se habla de invertir en Cuba, realmente se encuentra muy limitado, en sí el panorama de inversión es más cerrado de lo que se le hace ver.

No puede ser directamente propietario de los negocios en los que invierte, solo posee una licencia que permite que usted lo opere dentro de la isla.

El grupo de personas en edad laboral solo aspiran a trabajar bajo cargos del Estado por un sueldo extremadamente bajo, o invertir en un negocio que no será realmente suyo y cuya profesión a ejercer debe ser autorizada.

Se destaca el hecho de que los exiliados cubanos deban repatriarse cuando en épocas de exilio de chilenos o españoles, por ejemplo, no perdieron su estatus como ciudadanos, y al regresar sus ahorros los invirtieron en su país. Se les llamó “retornados”, y el mayor trámite a realizar era la nacionalización de los hijos que nacieron fuera de su país natal.

fuente principal : cubainsta

Entradas creadas 2503

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba