Jubilada termina con su vida en Caibarién luego de que sus dos hijas migraron a EE.UU.

Separarse de sus dos hijas y nietas fue un golpe duro para Luzmarys Alfonso Vázquez de 67 años, quien decidió quitarse la vida al verse sola tras la partida de ambas a los Estados Unidos. 

La sexagenaria fue encontrada desangrada dentro de su apartamento ubicado en el Bloque No 28 en el Reparto Van Troi de Caibarién, por un familiar que pasó a saludarla.

Al parecer, la mujer usó cuchillos para perforarse las arterias y venas.

De acuerdo con una publicación de CubaNet, la jubilada trabajó por más de 35 años consecutivos en empresas del gobierno como oficinistas y empleada de contabilidad, pero padecía una enfermedad neuro depresiva que se agudizó luego de que sus hijas abandonaron Cuba en busca de una mejor vida.

Luzmarys no soportó verse sola. Las migrantes velaban porque a ella no le faltara nada en casa, pero la ausencia la golpeó duro.

Eso aunado a que la calidad de vida de un cubano estará siempre por debajo, pese a contar con recursos económicos.

La reunificación familiar era imposible. Fue entonces cuando comenzó a buscar refugio en medicamentos ansiolíticos, lo que produjo una depresión aún mayor.
fuente : cubanosporelmundo

Con informacion de: cubanew

Deja un comentario