Su marido la engañó con su secretaria y luego la echó de la casa. Su venganza fue épica…

Jake y Edith habían estado casados por 37 años. Parecían una pareja sólida que lo tenía todo; él tenía un trabajo muy lucrativo y los dos vivían en una hermosa mansión de millones de dólares. Pero entonces el sueño llegó a su fin.

El esposo de Edith tuvo una aventura con su joven secretaria y lo siguiente que supo, fue que le estaba demandando el divorcio. La amante quería que vivieran juntos en su lujosa residencia, por lo que Jake le dio a su exmujer solo tres días para empacar sus cosas y marcharse a otro lugar.

historia-infidelidad-esposo-secreataria-mansion-9

Foto / Pixabay

Edith no entró en pánico. El primer día lo uso para empacar todas sus pertenencias. Durante el segundo, contrató a una mudanza para que las sacaran todas de la casa. El tercer día se sentó por última vez en su hermoso comedor, y tuvo una cena de camarones y caviar con Chardonnay.

historia-infidelidad-esposo-secreataria-mansion-10

Foto / Pixabay

Cuando terminó de comer, tomó los restos de camarones y caviar, y lleno con ellos cada una de las barras de las cortinas en la casa. Por último, volvió a ponerlas en su lugar, limpió la cocina y se marchó.

Poco después llegaron Jake y su novia para quedarse.

Los primeros días fueron estupendos pero luego, comenzaron a notar un desagradable olor que invadía todas las habitaciones. Y cada día se volvía peor. Intentaron de todo, desde contratar un servicio de limpieza profesional hasta exterminadores. Nada funcionaba.

historia-infidelidad-esposo-secreataria-mansion-11

Foto / freestockphotos

Sus amigos dejaron de visitarlos y hasta los sirvientes renunciaron. Sin más remedio, decidieron vender la casa pero tampoco en eso tuvieron éxito. Nadie quería comprarla por el desagradable hedor.

historia-infidelidad-esposo-secreataria-mansion-12

Foto / flickr

A pesar de que rebajaron bastante el precio original, no encontraron comprador. Un día, la exesposa de Jake lo llamó para preguntar que tal iban las cosas.

historia-infidelidad-esposo-secreataria-mansion-13

Foto / Pexels

Jake le contó necesitaban mudarse con urgencia y ella le dijo que echaba de menos su casa. Le propuso vendérsela por una décima parte de su valor real y a cambio, ella reduciría la pensión que le tocaba por su divorcio.

Él no podía estar más contento. Suponiendo que ella no sabía nada del olor, accedió a la venta y firmaron los papeles de inmediato.

historia-infidelidad-esposo-secreataria-mansion-1

Foto / Pixabay

Una semana más tarde, Edith volvió a su mansión, mientras Jake y su novia terminaban de mudarse a otro lugar. Al final, ella se salió con la suya.

historia-infidelidad-esposo-secreataria-mansion-14

Foto / flickr

Y es que ellos se llevaron todo lo que había en la residencia, ¡incluso las cortinas con sus barras!

Bien dicen que la venganza es un plato que se disfruta frío.

Fuente:exolas