Ministro de Salud afirma que en 2016 “mejoró” la calidad en el sector

Roberto Morales Ojeda (Foto: Ismael Francisco/Granma)

MIAMI, Estados Unidos.- El ministro de Salud cubano, Roberto Morales Ojeda, declaró este lunes a la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN) que el país cerró el 2016 “con mejoría en los principales indicadores sanitarios”.

El también miembro del Buró Político agregó que “se logró una situación epidemiológica mucho más estable respecto a la de años anteriores, y se crearon las condiciones para consolidar en 2017 lo realizado en ese sentido”, puntualizó ACN.

“Se incrementaron los niveles de actividad en la atención primaria y a nivel de hospitales, y sin lugar a dudas mejora la calidad y la satisfacción del pueblo con los servicios que  estamos prestando”, expresó Morales Ojeda.

El ministro cubano hizo un “recorrido por unidades asistenciales” de La Habana, entre ellas el hospital Calixto García, que ha estado sometido durante los últimos años a una reparación en “un claro ejemplo del esfuerzo por revitalizar la asistencia”.

Sin embargo, por otra parte reportes independientes indican que la calidad de la atención precisamente en ese centro hospitalario es en extremo deficiente. Los pacientes suelen quejarse que para ingresar es necesario asegurarse todo tipo de insumos que el Estado no garantiza.

En el aspecto epidemiológico, 2016 fue un año marcado por la presencia del zika en Cuba, lo que desató una campaña gubernamental para contener el avance de la enfermedad que burló los controles migratorios de salud cubanos.

Otros reportes señalan que pese a los claros esfuerzos estatales por controlar la situación (incluida la movilización de 9 000 efectivos del ejército para una “campaña antivectorial”), los casos de la enfermedad continúan apareciendo. La higiene pública, en extremo ineficiente, sería la causante de la proliferación de criaderos de mosquitos y otros vectores transmisores de enfermedades.

El ministro de Salud informó que se realizaron obras constructivas y de equipamiento en más de 9 000 objetos de obra “que abarcaron hospitales, policlínicos, consultorios, casas de abuelo y otras instituciones” y que forman parte de un “amplio programa de reparación y recuperación de la infraestructura sanitaria del país”.

El titular de la cartera sanitaria declaró además que el próximo año el sistema de salud debe ser “un ejemplo en materia de eficiencia y de sostenibilidad”, debido a que ahora contaría con un programa de mantenimiento que antes era inexistente.

Fuente:cubanet