Esta chica superó la anorexia y compartió una foto de su “panza” luego de subir 3 tallas.

Jasmine Underwood es una mujer de 19 años que reside en Melbourne, Australia y que por más de ocho años, tuvo que lidiar con varios desórdenes alimenticios y problemas de salud. Anorexia nerviosa, bulimia, ansiedad, desorden obsesivo compulsivo, abuso de sustancias y posteriormente, depresión.

Todo esto estuvo a punto de matarla en su adolescencia y, como todas las mujeres afectadas por estos malos, todo comenzó por querer tener un “cuerpo saludable”.

A Jasmine le llevó años recuperarse y aprender a aceptarse a sí misma. Pero hoy, por suerte, ha dejado sus problemas atrás y tiene un peso saludable. Esta es una imagen de su antes y después.

jasmin-underwood-anorexia-3

Su publicación en Facebook con dicha fotografía, fue compartida 600 veces y sigue llegando a más personas.

jasmin-underwood-anorexia-4

Jasmine comenta como en sus peores momentos, llegó a pesar 60 kilos. La gente le decía que se veía sexy, hermosa y saludable, pero ella se sentía miserable por dentro. Solían preguntarle cual era su secreto para lucir así. Ella piensa que más habría valido que le preguntaran: ¿A qué costo has llegado a verte así?

jasmin-underwood-anorexia-5

Antes, ella estaba obsesionada con la comida y su peso. Hoy no le importa ponerse un bikini para mostrar los “deliciosos rollitos” de su cuerpo, ya que ahora se siente libre. Como si estuviera en el cielo.

jasmin-underwood-anorexia-1

Le costó mucho esfuerzo hacer que su metabolismo volviera a la normalidad y recuperar las tres tallas de ropa que había perdido con sus desórdenes alimenticios. Pero actualmente, Jasmine aboga por inspirar a otros para que acepten sus cuerpos y prevenir los desórdenes alimenticios.

jasmin-underwood-anorexia-6

Además, agregó una advertencia para los posibles trolls que quisieran escribir comentarios hirientes sobre su foto:

“Para aquellos que quieran decirme que me veía mejor a la izquierda, están mal informados sobre la noción de salud y bienestar en la recuperación de los trastornos de la alimentación y sus comentarios no son deseados”.

jasmin-underwood-anorexia-8

Su perrita de terapia, Lucy, ha sido una valiosa compañera en la casa de recuperación local donde estuvo internada.

jasmin-underwood-anorexia-7

Al final la lección más valiosa que podemos adquirir de su experiencia, es que no existen los cuerpos perfectos. Buscar esa perfección puede arruinar vidas y no vale la pena cuando puedes ser feliz tal y como eres.

Fuente:exolas