¿Escasea el combustible en Cuba?: Subsidio petrolero de Venezuela cae en más de un 50%

El envío subsidiado de petróleo venezolano a Cuba, más de 100 mil barriles diarios, ha caído a menos de un 50% desde 2013. Por consecuente, el gobierno de La Habana tuvo que adquirir combustible en el mercado abierto por primera vez en 12 años.

Según un reporte de The Wall Street Journal, en el que cita a varios operadores del mercado de crudo y trabajadores cubanos de las refinerías, el último buque-tanque venezolano destinado a la refinería cubana de Cienfuegos atracó en el puerto de esa ciudad en agosto.

La consultora de Petro Logistic S.A. aseguró al diario que en los 10 primeros meses del año las exportaciones a la isla de petróleo y productos refinados venezolanos descendieron a cerca de 55 mil barriles al día, cifra que ha disminuido mucho más desde entonces.

La situación es tan crítica que la estatal Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA) también se vió obligada a comprar crudo en el exterior para cumplir sus entregas a Cuba en los meses de diciembre y enero.

El tema en el reportaje de TWSJ se corresponde con otro realizado en La Habana por el medio independiente Diario de Cuba, que aborda la notable escasez de gasolina en los puntos de venta de la estatal cubana CUPET, así como la reducción de cuotas de combustible a los medios de transporte de los centros laborales.

De acuerdo con la publicación, en gasolineras como la de 23 y Malecón, había este jueves solo gasolina “especial” porque la bomba lleva varios meses rota. En otra instalación situada en 17 y L el panorama era el mismo y se suma a la situación en El Tángana, ubicado en Línea y Malecón, que por el momento ha levantado todas las bombas y está en “reparación capital”.

Por otro lado, las empresas estatales, además de recortar un 34% desde el mes de agosto, mantienen un estricto control sobre la distribución del líquido.

“Después del 34%, nos empezaron a dar 200 litros y, ahora, además de tener que entregar cada ticket, nos lo van dando de 30 en 30 litros”, comentó a DDC un chofer de CIMEX.

Fuente:miamiactualidad